Elementos Patrimoniales LLano de la Virgen




Municipio: Güímar

El Llano de la Virgen es una explanada situada en la trasplaya inmediata a la playa de Chimisay. Geológicamente, está constituido por un depósito de tobas pumíticas de color blanquecino emitidas durante la serie IV en erupciones volcánicas asociadas al Edificio Central de la isla. Situado en el caserío de El Socorro, en el margen septentrional del Malpaís de Güímar y en un tramo litoral bajo, conocido como Playas de Chimisay (cuya morfología ha sufrido algunas variaciones respecto a su aspecto original), el Llano de la Virgen representa un enclave de gran significación cultural, simbólica y religiosa, relacionado con la aparición milagrosa de la imagen de la Virgen de Candelaria y con la tradicional romería de El Socorro.

Dentro de este recinto existe un lugar denominado "Campo de la Ceremonia". En él se levantan algunos hitos vinculados a la aparición de la Virgen a los guanches. El primero de estos hitos es la cruz de tea que señala, según la tradición, el lugar en el que los guanches encontraron la imagen. El segundo se localiza en sus inmediaciones, correspondiendo al brocal de un pozo de agua salobre, utilizado, según la tradición, por los pastores guanches que fueron sorprendidos por la aparición mariana. El actual aspecto del pozo, producto de numerosas reformas, es el de un foso de planta elíptica de 3 m de profundidad. Cuenta con una escalera realizada con cantos de la playa, de igual forma que las paredes del foso. Todo ello se corona por medio de un brocal de sillares de tosca encalados.
 
A escasos metros del Campo de Ceremonia existen aún interesantes ejemplos del primer hábitat de la zona. Se trata de un conjunto de cuevas excavadas en la toba, que servían de estancia a los romeros en los días de fiesta y cuya antigüedad resulta difícil de precisar si se valora la tradición de utilización de cuevas artificiales como hábitat entre los aborígenes del valle de Güímar. 
Actualmente, presentan numerosas modificaciones, siendo empleadas como vivienda. El Graderío es un espacio que se produjo por la acumulación de los materiales extraídos de las cuevas y ha sido tradicionalmente utilizado como lugar de concentración de los espectadores que presencian la representación de La Ceremonia.

 
Otro hito a destacar se localiza en el extremo sur del "Campo de Ceremonia": la denominada "Cuesta del Socorro". Se trata de una pendiente empedrada que salva el desnivel de los depósitos de pumitas costeros para acceder a la Ermita de El Socorro y su caserío. Relata la tradición que es en este lugar donde el mencey Acaymo solicita "socorro" para poder superar las dificultades orográficas durante el traslado de la imagen a Chinguaro. Salvada la cuesta, encuentra el aljibe de la Virgen; una pequeña edificación cuya nota más característica es su falta de alineación con respecto al resto de las construcciones. Este pequeño cuarto alberga el aljibe donde se recogía el agua para el consumo de los romeros en los días de fiesta. La falta de alineación responde a su antigüedad, muy anterior a las edificaciones de El Socorro. Por los datos que obran en el Libro de la Cofradía se ha podido comprobar que ya en 1842 se destinaban cuatro reales de plata para la composición del estanque del aljibe.




Puntos de interés relacionados